Inicio Entrevistas Adriana García, las raíces de la luna

Adriana García, las raíces de la luna

43
1

Periodista de profesión, Adriana García Espinoza cuenta con una amplia trayectoria en comunicación que incluye la capacitación para empresas públicas y privadas en temas de liderazgo y trabajo en equipo. Ha escrito para varios medios de comunicación y portales mexicanos, y ha dirigido oficinas de prensa y asesorado en comunicación política.

Adriana, que también es promotora cultural y tiene una profunda vocación literaria, incursiona en el género de la novela con su segundo libro, Guarida de luna, que próximamente lanzará Neo Club Ediciones en Miami y estará universalmente a la venta vía Amazon. En él, esta autora mexicana demuestra su sensibilidad poética y cualidades narrativas.

Ernesto Olivera (EO): ¿Escribes descalza como amuleto de buena suerte, para sentirte más libre o tener los pies en la tierra, o todas estas formas se conectan?

Adriana García Espinoza (AGE). No me he detenido a pensar las razones por las que me gusta escribir descalza, sin embargo, ahora que lo preguntas, definitivamente se acerca a la libertad como el sentimiento más próximo en mi proceso creativo. La desnudez y la libertad para mí son importantes. En cuanto a los pies en la tierra, no estoy segura si la literatura sea propiamente eso o más bien es lo que yo quisiera ofrecer. Me gusta explorar la condición humana y allí caben todas las posibilidades.

EO. Durango, tu tierra natal, cuna de artistas y escritores, ¿te suscribes a algún estilo o generación?

AGE. No tengo una influencia específica de artistas duranguenses, sin embargo me enorgullece decir que Durango ha contado con artistas extraordinarios desde tiempos de la revolución mexicana como Nellie Campobello, que dejó una huella importante en nuestra vida cultural y, por otra parte, la gran familia Revueltas, conformada por hombres y mujeres talentosísimos como lo fueron Rosaura, Silveste, José y Fermín. A pesar de que su obra no fue valorada en su justa dimensión, la universalidad de sus creaciones y su valor cultural con el tiempo han tomado la relevancia que merecen.

Estoy orgullosa de esas raíces, permiten ahora que cada vez haya más espacios para la promoción cultural en donde los duranguenses tenemos la oportunidad de ejercitar y explorar nuestras capacidades creativas.

He sido promotora cultural en mi tierra, cada vez que puedo hacerlo y, sin duda, a la generación en la que me toca estar la veo más inquieta no solo por conocer nuestras aportaciones como estado, sino por abrirnos a las posibilidades que ofrece la universalidad del arte.

EO. ¿Nos hablas de tus escritores preferidos, influencias?

AGE. Sin duda Juan Rulfo ha sido para mí un autor que despertó no solo mi interés literario, sino que representa un vínculo emocional muy poderoso, porque El llano en llamas fue el primer libro regalado por mi padre. Hay otros autores mexicanos, como Fernando del Paso, importantes para mí, o como Octavio Paz, cuya inclinación por el rigor intelectual me ha dejado ganas de buscar y aprender. Tratándose de autores universales, me gustan muchos y de distintas épocas. Gúnter Grass, Hermann Hesse, Vargas Llosa, Camus, Borges, en fin, muchos cuyas letras siempre son un regalo para traer a la consciencia ese espejo que llevamos dentro. Con la literatura nuestra condición humana es más nítida.

EO. ¿Por qué Guarida de luna?

AGE. El ser humano necesita y busca una guarida o muchas guaridas a lo largo de su vida y las representa a través de símbolos, rituales, apegos, religiones o una serie de cosas materiales o intangibles que tienen como fondo salvar del dolor o encontrar un refugio o alcanzar la esperanza. En el caso de mi novela, Abrahana es una mujer sensible que no ha encontrado comprensión en un pueblo donde abundan el rumor y los prejuicios, y en la luna ha encontrado remanso y paz.

EO. ¿Algo que quisieras agregar?

AGE. Contarte que mi novela no habla solo de esas guaridas, simbólicas o reales. Trata también de reflejar aspectos que trae implícitos la vida de un pueblo, de la necesidad de migrar, de su lenguaje característico, de la importancia de la religión, así como de prejuicios y creencias que logran convertirse en identidad. Espero guste a mis lectores.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí