Inicio Mundos exteriores De la naturaleza ilusoria del Universo

De la naturaleza ilusoria del Universo

40
0

 

El Universo continúa desafiando a la humanidad y sus ideas preconcebidas. El ser humano es sólo un signo de interrogación inconcluso, inmerso en la exasperación de su ignorancia. Los datos sobre el misterio de la megaestructura extraterrestre de la estrella Kic 8462852 lo confirman… pero no solo ellos.

El 12 de mayo pasado se observó cómo la estrella, en menos de 24 horas, perdió su brillo del 2 al 3%. Se teoriza que la energía de ese sol estaría siendo cosechada por una megaestructura alienígena parecida a la llamada esfera de Dyson, una red que enjaularía a la estrella. ¿Pero estamos contemplando indicios tecnológicos de civilizaciones extraterrestres avanzadas o lo erróneo es nuestro propio concepto de la naturaleza del Universo, que nos impide verlo como realmente es?

Entre otras muchas evidencias de que el universo no funciona ni es como nos enseñaron en la escuela –podría ser de naturaleza holográfica o digital o neuronal, etc.–, fue descubierta en 2012 una fuente gravitacional donde no debería haberla, en un arco de luz detrás de un grupo de galaxias lejanas ubicadas a entre 10 y 13 mil millones de años luz de distancia de la Tierra.

Encontrar ese cúmulo a tal distancia significa un tiempo demasiado temprano en el Universo. De manera que puede dar una idea de cómo, durante los primeros momentos después del supuesto Big Bang, habrían ya existido estas condiciones reveladas, según explicó el estudio de la Universidad de Florida, en Gainesville, correspondiente a ese año.

El arco gigante de luz correspondería a la forma alargada de una galaxia más distante, cuya claridad sería distorsionada por la poderosa gravedad de la agrupación monstruo, efecto llamado “lente gravitacional”. El problema –subrayó la NASA en un comunicado de 2012– es que el arco no debería existir.

Simplemente, el Big Bang podría no haber sido el acontecimiento original del Universo, sino solo de nuestro universo. El Universo no sería entonces sino una sucesión de universos. O de circuitos. Obsérvese el arquetipo estructural de los cúmulos de galaxias en relación a la estructura neuronal del cerebro humano. Ambos son casi idénticos visualmente hablando.

Como ha dicho el empresario tecnológico Elon Musk, las probabilidades de que estemos viviendo una realidad objetiva –y más si se trata de la realidad tradicional que nos han inculcado educacionalmente, agregaría yo–  son de una entre mil millones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí