Inicio Evolución y transhumanismo De las plantas y los animales en la Sociedad del Disparate

De las plantas y los animales en la Sociedad del Disparate

56
0

La aparición de un cocodrilo de seis pies tomando el sol en una playa de Hollywood, al norte de Miami, asalta la consciencia sociocultural de este tercer milenio tecnológico porque introduce una pregunta abrumadora: ¿Ha llegado al reino animal el influjo de la Sociedad del Disparate?

Si nos atenemos a la visión espiritualmente informática que sobre el universo y la vida echan numerosos científicos y pensadores contemporáneos, ello es perfectamente posible. De manera que no resulta tan incoherente un cocodrilo tecnodinámico, influido por la onda expansiva que desde la Sociedad del Disparate lanzan los hombres sobre los animales y… las plantas.

Y es que también las plantas hacen de las suyas en la Sociedad del Disparate, como sucedió en Gilbertville, Massachusetts, la semana pasada. Horrorizadas ante la evidencia de que unos gatos –auténticamente carnívoros, felinos– se las estaban comiendo, varias matas de marihuana decidieron precipitarse al vacío, desde sus respectivos tiestos, con el propósito de desviar drásticamente el curso de tan adversas circunstancias. Como resultado de esta estratagema, la dueña de las plantas, y de los gatos, apareció en escena salvando varios tiestos aún indemnes y ya de paso la situación en su conjunto.

Cocodrilos emulando a gatos. Plantas comportándose como ajedrecistas románticos. Incluso ciertas yerbas han comenzado a influir a los minerales en el marco de la Sociedad del Disparate, teniendo en cuenta los objetos que acompasadamente la NASA nos permite descubrir en su página oficial de Internet. Hace poco, por ejemplo, se pudo observar un naipe, o baraja, sobre la pedregosa superficie del planeta Marte. Y se pudo en esa web. Porque a fin de cuentas la vida es sueño… multiuniversal. Porque de cualquier manera todo está atado, y bien atado, al rastro informático de las nuevas dimensiones cuánticas.