Inicio Artículos Dominicana: El misterioso veneno terrorista que tiene en jaque a Estados Unidos

Dominicana: El misterioso veneno terrorista que tiene en jaque a Estados Unidos

125
0

Unos analistas hablan de alcohol adulterado, otros de negligencias relacionadas con pesticidas, pero yo no estaría tan seguro. Demasiadas muertes extrañas durante todo un año para que se deban a accidentes o descuidos. Al menos diez turistas estadounidenses han fallecido en República Dominicana desde junio de 2018, en circunstancias inexplicables, y la lista sigue aumentando.

El último caso relacionado involucra a Melissa Rycroft, estrella televisiva que ha regresado enferma a Estados Unidos tras visitar Dominicana. Presenta síntomas similares a los de anteriores fallecidos y su salud ha empeorado con el paso de los días.

Y es que no se trata solo de fallecimientos. Cientos de estadounidenses están denunciando ahora en las redes sociales que enfermaron en centros turísticos dominicanos entre junio de 2018 y junio de 2019. Según un reporte de The Washington Post, el sitio iwaspoisoned.com incluye reclamos recientes “de más de 1,000 usuarios que dijeron haber enfermado en República Dominicana”.

El terror se extiende como fuego sobre hierba seca y, como en el caso de los recientes ataques “sónicos” a diplomáticos estadounidenses en Cuba, no hay respuestas. Solo dolor.

Cabe recordar los ataques “sónicos” en Cuba porque ambos episodios confluyen en una misma época de guerra fría por otros medios y presentan varias raras coincidencias: las víctimas son estadounidenses, se encuentran en el radio de influencia ruso-cubano-venezolano y no desempeñan, o desempeñaban políticamente, papel protagónico alguno. Como si el motivo de la operación terrorista fuera sembrar el caos por el caos, la inseguridad, tal vez incluso cierta desconfianza en la capacidad de los órganos de inteligencia de Estados Unidos para imponer respeto o esclarecer los hechos.

Desde finales de 2016, y en 2017, cerca de treinta miembros del personal diplomático estadounidense en La Habana, y sus familiares, sufrieron problemas de salud, entre ellos dolores de cabeza, presión en los oídos, mareos y desórdenes de diverso grado, tras sufrir extraños ataques “acústicos”.  Sin embargo, de acuerdo a investigaciones recientes, lo de los sonidos podría constituir una pista falsa. Ahora se sabe que algunas víctimas dijeron no haber escuchado nada inusual y otras incluso se refirieron a sonidos disímiles. “Es totalmente posible que cayeran enfermos por otra cosa en absoluto relacionada con esto, y que no fuera un ataque sónico”, ha declarado el profesor Alexander Stubbs a The New York Times.

La impunidad con que los atacantes “acústicos” actuaron en La Habana podría haberles dado bríos para organizar otra operación contra ciudadanos estadounidenses en República Dominicana.

La motivación

En la Sociedad global del Disparate, la guerra fría transcurre por otros medios. Es decir, también por medios a primera vista disparatados. Mi sospecha es que un equipo, o grupo de individuos tal vez sin conexión directa entre ellos, estaría trabajando para los servicios secretos del agónico “Socialismo del siglo XXI” como una especie de banda terrorista científicamente organizada. Pero, ¿cuál sería su objetivo?

Podría ser cualquiera de estos dos, o ambos combinados:

1-Crear un estado de terror e indefensión que empuje a las grandes masas estadounidenses a desconfiar de la democracia como factor de estabilidad, inclinándolas a refugiarse en un hombre fuerte o en movimientos populistas que, paradójicamente, terminarían destruyendo la democracia desde dentro. Recuérdese que un modus operandi de desestabilización similar, pero centrado en ataques cibernéticos en lugar de sónicos o químicos, fue utilizado por los rusos durante las elecciones de 2016 en Estados Unidos. Se trataría, en fin, de desviar la atención, infundir miedo, crearle una sensación de vulnerabilidad al norteamericano promedio. A río revuelto, ganancia de pescadores.

2-Penalizar a la República Dominicana por supuestamente prestar su país para una eventual invasión a Venezuela. En febrero de este año, el canciller venezolano Jorge Arreaza dijo haber alertado al gobierno dominicano “sobre la utilización inconsulta de su territorio para el lanzamiento de operaciones estadounidenses”. Estas acciones clasificarían «dentro de la estrategia confesa de provocar el derrocamiento del gobierno de Maduro y la imposición de un gobierno títere, mediante un esquema de intervención directa”.

Recuérdese también la gran cantidad de activos chavistas, inversores, esbirros, etc., que han estado entrando a República Dominicana tras la paulatina agonía del llamado “Socialismo del Siglo XXI”. El G-2 castrista, con la asesoría del Envenenador en Jefe –Vladimir Putin— y el dinero venezolano, podría estar extendiendo una red de desestabilización regional con epicentro en el veneno.

Lista parcial de turistas estadounidenses fallecidos en extrañas circunstancias en Dominicana (2018-2019):

David Joseph Harrison (2018)

Mark Hurlbut (2018)

Yvette Monique Sport (2018)

Robert Bell Wallace (2019)

Joseph Allen (2019)

Miranda Schaup (2019)

Edward Nathael Holmes (2019)

Cynthia Ann Day (2019)

Leyla Cox (2019)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí