Inicio Salud El ébola, Excalibur y el animalismo a ultranza

El ébola, Excalibur y el animalismo a ultranza

17
0

Cuando los animalistas se convierten en defensores a ultranza de los animales, con perjuicio del ser humano, el animalismo se convierte en animalada. Más aún, si es un animalismo falso, politizado, demagógico y populista, como ha sucedido con Excalibur, el perro de la paciente madrileña con ébola.

Desde Protágoras bien que lo sabemos: «El hombre es la medida de todas las cosas». Si un perro u otro cuadrúpedo es sospechoso de ser vector de una enfermedad (zoonosis), su sacrificio es un imperativo de rigor. Lo mismo cabe decir de los perros callejeros, sin casa y sin amo, posibles transmisores de la rabia y otras patologías. De ahí que diariamente se sometan a eutanasia decenas, cuando no cientos, de canes abandonados en esta villa y corte.

El que quiera salvar perros a punto de ser sacrificados, adoptándolos como mascotas, lo tiene muy fácil. Solo tiene que llegarse al CIAAM (Centro Integral de Acogida de Animales de Madrid) para escoger el de su preferencia. Una actitud sin duda más encomiable que el activismo perruno desmedido y desbordante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí