Inicio Humor El milagro de 2016

El milagro de 2016

25
0

 

Gana Donald Trump las elecciones de noviembre en Estados Unidos y los republicanos mantienen la mayoría en el Senado por la falta de entusiasmo entre los votantes de Hillary.

Al día siguiente, hay una fiesta hasta horas tempranas de la mañana en el Kremlin.

Una vez en la Casa Blanca, Trump propone cerrar el episodio de fraude de Barack Obama a propósito del certificado de nacimiento que presentó como prueba de que había nacido en los Estados Unidos. El Secretario del Interior de Trump, Joe Arpaio, designa un fiscal para llevar el caso a la corte federal. Durante el juicio se demuestra que Obama cometió fraude y el juez lo condena a cadena perpetua.

Con Obama tras las rejas, Trump se embulla y le parte pa’ arriba a Hillary Clinton, también por mentirosa, por haber abandonado a los héroes de Trípoli y por revelar secretos de Estado. Hillary termina en una celda frente a Obama en la misma institución penitenciaria, también condenada a cadena perpetua.

La noche de la condena, se oye música y risas en la mansión de los Clinton, y también a alguien que canta una y otra vez «I want to break free», del grupo Queen. Se desatan rumores de que Mónica es la invitada de honor.

Marco Rubio propone una Ley sobre la Transparencia Impositiva para Empleados Federales que pasan ambas Cámaras a pesar de la oposición de Trump. La nueva ley obliga a Trump a revelar sus récords. En poco tiempo, los auditores descubren una lista gigantesca de trampas que empequeñecen el récord de Al Capone, obligando al Congreso a hacerle un juicio político al nuevo presidente. Después de expulsarlo de la Casa Blanca, el caso se remite a las cortes federales y Trump también termina condenado a cadena perpetua junto a Hillary y Obama, todos vecinos de rejas.

Los tres salen juntos al patio a tomar el sol.

Pence, el nuevo presidente, le recuerda al pueblo americano cómo Ford perdonó a Nixon después de Watergate, y propone conmutar las cadenas perpetuas por un millón de horas voluntarias para cada uno de los conmutados. La Corte Suprema se reúne y unánimemente decide lo siguiente:

Obama es designado secretario del Departamento de Salud de Hawai, siendo responsable de que todas las partidas de nacimiento sean completadas fielmente y sin error. Se le prohíbe ejercer ninguna otra actividad lucrativa. Los fines de semana tiene que trabajar al menos medio día como recoge pelotas en los campos de golf.

Hillary es designada como ayudante de enfermería en un hospital de veteranos en Washington y los fines de semana tiene que trabajar al menos medio día como secretaria de revisión de correspondencia clasificada en el Departamento de Estado, asegurándose que toda la correspondencia tenga el cuño con la sigla C de clasificado. También se le prohíbe ejercer cualquier actividad lucrativa y jamás podrá entrar a ninguna oficina relacionada con Wall Street, especialmente Goldman Sachs.

A Trump lo ponen a preparar las planillas de impuestos en una oficina en la planta baja del Trump Tower, especializada en inmigrantes mejicanos y musulmanes. El resto del año trabaja en el Departamento de Inmigración como cartero, encargado de llevar los certificados de naturalización a los nuevos ciudadanos. Y además, lo ponen a barrer el pelo de las mujeres en las peluquerías de Manhattan, media jornada durante el fin de semana. También le prohíben entrar a cualquier casino.

En las elecciones del 2020, solo se postulan candidatos ejemplares y todo el mundo recuerda el milagro de 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí