Inicio Nuevas tecnologías Guerra comercial: Las tres líneas rojas de China

Guerra comercial: Las tres líneas rojas de China

106
0

Hace unos cinco años escribí sobre lo que me parecía, y aún me parece aunque un poco menos, excesiva preocupación por el desarrollo chino. Decía que la economía china era un gigante asentado en los pies de barro del trabajo semiesclavo de una considerable parte de su enorme población. Las constantes alusiones a que el ascenso de China como primera potencia mundial resultaba inminente, que recorrían y recorren las redes, los medios de comunicación, etc., no serían más que expresiones de un deseo irrealizable –suponía yo–, al menos a mediano plazo.

Entonces, hace cinco años, enumeraba tres circunstancias que a mi entender favorecían decisivamente que Estados Unidos continuara encabezando la economía mundial por tiempo indefinido:

1-La segunda «revolución industrial», la de internet y las nuevas tecnologías, hace cinco años era definida por Occidente, en particular por Estados Unidos

2-El dólar, la moneda mundial de cambio y referencia, es un activo estadounidense. Hasta el antiamericanismo más radical lo avala

3-Estados Unidos cuenta, de lejos, con el ejército más poderoso del planeta. Esto, en última instancia, establecería el poder y las distancias. Cuando sumamos la capacidad de fuego de Rusia y China juntas, ni se acerca a la estadounidense

El primer punto ya no está tan claro en 2019, tras los sucesos relacionados con Huawei y con el telón de fondo de la guerra comercial. Se abre una época de fraccionamientos tecnoempresariales con consecuencias impredecibles creativa y económicamente hablando.

El segundo punto es ya objetivo de una ofensiva de relativización mancomunada en la que Rusia y China pretenden enrolar a varios países.

Solo el tercer punto, el poderío militar de Estados Unidos, parece seguro a largo plazo. Pero, a estas alturas del partido, qué puede uno asegurar que permanecerá en su sitio sobre el magma escenográfico de la Sociedad del Disparate.

Artículo anterior¡Ah, el Brexit!
Artículo siguienteNaasón Joaquín García y sus tres mujeres
Armando Añel
Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí