Inicio Internet Internet y la telaraña de la estipulación matrixta

Internet y la telaraña de la estipulación matrixta

101
0

Efemérides, conmemoraciones, cumpleaños, días de «esto» o de «aquello»… si nos ocupamos de todas y cada una de las fechas con que el Internet de lo políticamente correcto, o de lo socialmente inducido, nos envuelve cual gigantesca telaraña, probablemente apenas nos queden 5 o 10 días al año para ser lo que realmente somos, para ocuparnos de nuestros verdaderos impulsos vitales, para celebrar lo que realmente hay que celebrar: la vida, este jueguito.

Y más que para celebrar la vida, el jueguito, en cualquier caso para vivir el jueguito, para jugar la vidita. Vidita que nos empeñamos en solemnizar con fechas reglamentarias, absurdas, que a fin de cuentas terminan almidonándola, falsificándola, encuadrándola como a una foto junto al sofá.

Pruebe usted a cumplir con cada fecha de estas estipuladas, o a cumplir solo con algunas de estas fechas estipuladas (fechas que, por cierto, Internet y redes sociales como Facebook han vuelto prácticamente inexcusables). En el primer caso, no tendrá vida. Y en el segundo, se pasará la vida nadando entre dos aguas, entre aquellas fechas estipuladas que obedece y aquellas que no. Con lo cual hará de su vida un conflicto.

La única salida es romper de un tajo con la telaraña en su conjunto y cagarse en la noticia, en la estipulación matrixta, carcelaria. La única solución es dejar de «celebrar» fechas y celebrar de verdad la vida, es decir, jugar cada segundo del juego de la vida en plena celebración.

Toda reglamentación constituye una forma de falsificación. Toda auténtica celebración es el resultado de una decisión espontánea, de un impulso vital, de una necesidad perentoria más que de un compromiso social o un asterisco en un almanaque. Cuando verdaderamente se necesita celebrar una vida, un amor, a un ser humano, no se acude a un reglamento o se espera por una fecha. Se celebra y ya.

Suena la campanita de Facebook. Alguien que «cumple» años espera que usted cumpla con su ego. «Cumpla» de «cumplir». Según el diccionario, de «hacer aquello que determina una obligación, una ley, una orden, un castigo, un compromiso, una promesa». Nunca mejor dicho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí