Inicio Poesía La sobria permanencia

La sobria permanencia

27
2

 

 

 

 

 

 

 

 

De qué destino hablaba mi padre en 1980

con su frente marcada por un rojo pañuelo

Cuál futuro dijo, qué vaca inmensa para todos

Su pecho cubierto de medallas, su pecho

con el grito y el desamparo de los metales

al lado de la bandera, de pie, hermoso

de qué mañana va a decirnos a nosotros

a los más pequeños de la isla

comiencen a escalar por esos candelabros

por esos pájaros blanquísimos

Ya no podrá condenarme. Estoy a salvo

No hay montaña para mi pie ni humo que llegue

Nada puede en mí más que la sobria permanencia

Nadie me cruza como a un río. No hay barcos

para poder diferenciarlos de la arena

Yo resucité de mi padre en 1980, de mi casa

en el violento escozor de 1980, de todas las aguas

A nada pertenezco. Estoy vacío, sordo, antiguo

por eso soy el portón que nadie quiere ni busca

un nombre escrito con pavor en los árboles

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí