Inicio Farándula y Sociedad Madonna en el jurásico de La Habana

Madonna en el jurásico de La Habana

24
0

 

Y Madonna ya está en La Habana. Rodeada de historia, de antigüedad. Parque temático que se abre a su avance como la guanábana a las aspas de la batidora. Madonna batida. Madonna aclamada. Madonna como salación.

Recientemente, cierta página en Internet abría una interrogante oportuna en relación a los dinosaurios robóticos donados por Venezuela a Cuba cuando Hugo Chávez aún estaba vivo. Se preguntaba, más o menos, para qué el chavismo donaría a los Castro esas réplicas de animales prehistóricos –se exhiben en el Parque Almendares, de La Habana— si la Isla ya era, es, en sí misma un gran parque jurásico. Parque temático del Mesozoico donde resulta redundante tal donación.

En cualquier caso, por estos días visita el parque jurásico hasta el gato. El pobre ser humano, tan histórico –tan histriónico sería mejor decir—, no puede perderse la oportunidad de viajar en el tiempo, como han demostrado en los últimos años gentes tan disímiles como Barack Obama, Katy Perry, Floyd Mayweather o Chanel. Ni siquiera cuando el propio pobre ser humano es en sí mismo historia. No importa: Lo es pero quiere serlo una y otra vez, desde todos los ángulos y posiciones. En tiempos de revolución tecnológica y redes sociales, la repetición exhibicionista es lo que cuenta. La imagen disparada incesantemente. Trepidantemente disparatada.

Es a viajar al pasado de la noticia a lo que acuden a La Habana Madonna y toda clase de personajes, incluidos, asombrosamente, furibundos exiliados que hasta hace poco habían hecho de la crítica «al viajecito a Cuba» su carta de presentación. Mas oh sorpresa, helos también allí. El boleto para subirse a la máquina del tiempo bien les vale la pena: en un mundo marcado por la consolidación del ideario egotista, por el triunfo de la noticioso sobre lo racional o lo ético, lo que cuenta es la estrambótica posesión del instante, mientras más perecedero mejor. En la Sociedad del Disparate el pasado como espectáculo: El Mesozoico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí