Inicio Nuevas tecnologías Pokémon para presidente

Pokémon para presidente

27
0

 

Hace falta votar por Pokémon en las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, en cualquiera de sus variantes. Porque los pokemones, como ya sabemos, tienen la capacidad de acaparar casi en exclusiva la atención del público, lo cual resulta imperativo en los tiempos que corren: hay que alejar urgentemente al público, o al pueblo, de la política formal, mantenerlo entretenido con cualquier otra cosa.

Y es que ya hemos visto lo que sucede cuando el público se interesa por la política formal: paradójicamente elige a los dos candidatos más impopulares e impresentables de la historia moderna de Estados Unidos, e incluso casi a un tercero: Bernie Sanders. Este año, finalmente, hemos descubierto que la culpa de todo no la tenían los políticos formales, sino las personas. Ya no se puede tapar el sol con un dedo. La gente es la verdadera responsable.

Y la mayor virtud de un Pokémon es poder mantener a las personas, al público, en definitiva al pueblo, lo más lejos posible de la política formal. Para colmo de bondades, Pokémon Go es uno de los pocos juegos de alta tecnología que nos pone en forma físicamente, esto es, en movimiento. Impide que la gente piense en lo que no tiene que pensar.

Por todo ello, mi voto en noviembre será para Pokémon (así en abstracto, en tanto símbolo y cultura lúdica). Solo él puede poco a poco, a medida que su influencia se extienda a lo largo y ancho del país, distraer la opinión del hombre masa y liberar a la política de la perniciosa influencia de la Sociedad del Disparate. Pokémon sería el primer mandatario en la Historia que nos indujera a jugar en lugar de a protestar y finalmente a votar.

Pokémon para presidente.

Artículo anteriorInterpolaciones
Artículo siguienteMiguel Barnet y la cultura del barniz
Armando Añel
Armando Añel (La Habana, 1966). Ghost Writer, fue periodista independiente en Cuba. En 1999 recibió el Primer Premio de Ensayo de la fundación alemana Friedrich Naumann. Ha sido columnista de periódicos como Tiempos del Mundo, Libertad Digital y Diario las Américas, y editor de revistas como Perfiles, Encuentro de la Cultura Cubana, Islas y, actualmente, Herencia Cultural Cubana. Ha publicado las novelas "Apocalipsis: La resurrección" y "Erótica", la compilación de relatos "Cuentos de camino", los poemarios "Juegos de rol" y "La pausa que refresca" y las biografías "Instituto Edison: Escuela de vida" y "Jerónimo Esteve Abril, apuntes y testimonios", entre otros. Vive en Miami.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí