Inicio Entrevistas Sylvia Iriondo, lideresa de primera fila

Sylvia Iriondo, lideresa de primera fila

39
0

Sylvia Iriondo está hecha de energía y vibraciones. Sus tareas las emprende con ímpetu formidable; sus sentimientos los expresa con firmeza rotunda. Acto y voz son en ella una mixtura armónica. Es siempre lideresa de primera fila. No hay tardanza en su corazón ni fatigas en su pensamiento. Emprende cada gestión por Cuba con la misma fuerza con que lo hiciera hace más de 50 años.

Infatigable y magnética rejuvenece cada vez que la patria llama. Se enternece cuando recuerda a la isla, se inflama si alguien se la ataca. Sobreviviente de ataques violentos y descalificaciones aviesas por parte de la dictadura castrista, se sacude los padeceres, yergue el mentón altivo, y retorna a la adarga con la pasión intacta.

Si un opositor cubano es reprimido, encarcelado, torturado, lo sufre como si le abusaran un hijo en el colegio, y se levanta y lo enarbola, y lo auxilia y lo hace visible, para que el mundo sepa los horrores que padecen los cubanos que se atreven a opinar distinto de sus opresores.

Si surge una estrategia, una faena, un nuevo plan para ayudar a Cuba a salir de la opresión y la ignominia, Sylvia Iriondo adelanta el paso y llega de las primeras. No hay en ella tiempo que perder si la patria espera. Dispuesta a la entrega, al sacrificio no mide dificultades ni esfuerzo. Se incorpora y aporta.

Y como ha surgido un nuevo plan, “Todos por Cuba libre”, ahí está ella, el pensamiento abierto, el cuerpo dispuesto. Y sobre eso hablaremos.

P/ ¿Hacia dónde se encamina el plan Todos por Cuba libre?

R/ «Todos por Cuba libre» es una iniciativa de la Asamblea de la Resistencia Cubana -coalición integrada por numerosas organizaciones en el exilio- que hemos unido esfuerzos en aras de conseguir instaurar un sistema plenamente democrático en Cuba, luego de casis seis décadas de brutal dictadura.

«Todos por Cuba libre» es un instrumento unitario de lucha, que define pasos y objetivos concretos diseñados para apoyar al pueblo cubano y restarle recursos al régimen que lo oprime.

P/ ¿Qué circunstancia propician en la actualidad el potencial éxito de Todos por Cuba libre?

R/ Considero que estamos viviendo momentos claves para el futuro de Cuba. Hay factores importantes y decisivos que convergen en el escenario político actual que nos abren una ventana de oportunidad que debemos aprovechar al máximo.

Las circunstancias actuales son favorables al avance de nuestro empeño, el cual hemos plasmado en una nueva gesta libertaria para el futuro de la nación cubana en plena libertad.

El régimen enfrenta marcadas divisiones internas y ha cometido graves errores. Mientras tanto, en la Isla aumenta el descontento popular entre la población y el reclamo de derechos ante la indefensión de un pueblo harto de carencias y de ausencia de futuro. Los grupos de la resistencia continúan fortaleciéndose, la crisis de Venezuela, el fin de la disposición «pies secos/ pies mojados», y el cambio de la política de Estados Unidos bajo la administración de Donald Trump, propician una nueva realidad.

P/ ¿Se siente optimista con el plan “Todos por Cuba libre”?

R/ Los factores que enuncié antes son favorables. Es en esta coyuntura en la cual se inserta el plan «Todos por Cuba libre», un llamado a los cubanos, donde quiera que nos encontremos, a ser parte de esta gesta libertaria que conduzca finalmente a la libertad y reconstrucción de la nación cubana.

Depende de nosotros, de todos y cada uno de los cubanos, que juntemos nuestras voluntades, recursos e ideales en pos de la Cuba libre, independiente y democrática que hoy, como ayer, nos llama y convoca.

“Todos por Cuba Libre” es nuestro instrumento de lucha para hacer esa Cuba -tuya y mía- posible.

P/ ¿Qué acciones emprenderían las organizaciones agrupadas en el plan en caso de que al interior de la isla Todos por Cuba libre fuera acogido masivamente y la situación se tornara insostenible para los gobernantes?

R/ Durante muchos años nuestro exilio ha sido una constante incansable en las luchas por la libertad de Cuba, recorriendo todos los caminos (por muy inhóspitos que algunos hayan sido); tocando a todas las puertas (por cerradas que algunas hayan permanecido), y alzando una y otra vez nuestras voces por los derechos del pueblo cubano, conculcados bajo la brutal dictadura. Nuestro exilio jamás ha depuesto su razón de ser ni su compromiso con la Patria que, aunque ausente, ha estado siempre presente en cada uno de nosotros. Y esta vez tampoco estará ausente. Hay un nuevo camino que andaremos juntos, hay una nueva puerta a la cual tocaremos juntos. Como hemos afirmado antes, a quien dé un paso en Cuba, lo apoyaremos con tres pasos en el exilio.