Inicio Poesía Tres tiempos

Tres tiempos

22
0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta calle vacía, este cielo gastado hasta lo insípido,
este aire, un tanto indistinguible del otoño
como un reflejo, constituyen el presente:
un tiempo tradicionalmente agrio,
un tiempo no recomendado por los hechos.

Aun así representan algo más:
este es el futuro más lejano que imaginó la infancia,
entre casas largas, bajo cielos en movimiento,
en el tañido de las campanas:
un aire brillante de emprendimientos serios
que al otro día serán pasado,
un valle fértil de jugosas oportunidades perdidas
que insensatamente nos abstuvimos de exprimir.
Y de esto culpamos a nuestras últimas
perspectivas gastadas, a nuestra decadencia estacional.

Artículo anteriorChatarra
Artículo siguienteLa trampa electoral cubana
Philip Larkin
Philip Larkin (1922-1985) es el más famoso poeta inglés contemporáneo. Entre los elogios que le prodigan está el de haber logrado sintetizar lo mejor de la tradición poética de los ingleses con los descubrimientos y aportes de la vanguardia. Se cuenta una anécdota muy simpática (el propio Larkin la contó) sobre un encuentro del poeta con Margaret Thatcher cuando ésta estaba en el poder. La Thatcher le dijo (más o menos) que él era su poeta favorito. Larkin no se lo creyó (era un tipo escéptico y amargado y solitario, incluso se dice que un tanto retorcido como ser humano) y trató de retar a La Thatcher pidiéndole que le dijera el título de algún poema suyo que ella conociera. Y La Thatcher, que era mucha Thatcher, le recitó de memoria todo un verso: “Tu mente yace abierta como un cajón de cuchillos”. Luego, Larkin comentaría que el verso no era exactamente como lo dijo Thatcher, pero que le gustaba más la versión de ella que la suya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí